domingo, 6 de marzo de 2016

Gas RADON, el asesino en casa

El radón es un gas radiactivo de origen natural procedente de la desintegración radiactiva de pequeñas cantidades de uranio presentes en rocas y suelo, es el responsable de miles de muertes por cáncer de pulmón en Europa cada año.
La emanación del radón del suelo varía con el tipo de suelo. Es más abundante en suelos graníticos.
El radón es incoloro, inodoro e insípido, por lo que no sabemos si tenemos o no en casa.
Las fuentes de Radón son principalmente: el suelo sobre el que se asienta el edificio, las paredes, piso, techo, agua y gas utilizados. El radón puede penetrar en el edificio a través de:

  • grietas en los pisos sólidos y en las paredes
  • junturas de la construcción
  • espacios en pisos suspendidos
  • espacios alrededor de las cañerías
  • cavidades en el interior de las paredes
  • suministro de agua
¿Que nivel de radón se considera demasiado alto?
La cantidad de radón contenida en el aire se mide en Bequerelios/metro cúbico de aire, frase que por conveniencia se expresa así: Bq/m3.
La Comunidad Europea recomienda que las viviendas de nueva construcción tengan niveles de radón inferiores a 200 Bq/m3, mientras que el nivel de acción recomendado para viviendas ya existentes es de 400 Bq/m3. Sin embargo, en otros países se recomiendan niveles de acción más bajos; 150 Bq/m3 en los Estados Unidos y 200 Bq/m3 en el Reino Unido para todas las viviendas. Por otro lado, la OMS recomienda una concentración nacional de referencia de 100 Bq/m3; pero si las condiciones que prevalecen en el país impiden alcanzar de momento dicha cifra, el valor de referencia no debe superar los 300 Bq/m3.
Cuanto más alto sea el nivel de radón, mayor es el riesgo de cáncer de pulmón. Recientes estudios revelan que el riesgo de cáncer aumenta un 16% por cada 100 Bq/m3. Reduciendo el nivel de radón en su hogar, puede reducir el riesgo de contraer cáncer de pulmón. En la mayoría de las viviendas, el nivel de radón puede reducirse hoy en día fácilmente a 75 Bq/m3 o menos.
Reducir su presencia a niveles por debajo de Bq/m3 es posible, con medidas correctoras. Por ejemplo, la instalación de sistemas de ventilación natural como los paneles Climasolar, ayudar a diluir sus concentraciones y al crear sobre presión en el interior de la casa, el gas radón no lo tiene tan fácil para entrar.
Si desea saber si su casa tiene exceso de radón, consúltenos y le informaremos sobre como proceder. Email: info@enginer.eu, teléfono: 93 181 62 43.

No hay comentarios:

Publicar un comentario